Y Jorge Fernández Díaz, habló (y la lió)

8/14/2015 

Y Jorge Fernández Díaz, habló (y la lió)

Memorable la intervención del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la Comisión del Congreso, para dar explicaciones sobre la conversación que tuvo con Rodrigo Rato el pasado 29 de julio, cuando lo recibió en su despacho. Memorable, digo, y casi folklórica, por lo de espectáculo pachanguero. Recordemos que Rodrigo Rato dijo que, en dicha reunión, había hablado con el ministro de "todo lo que le estaba pasando" -que no de lo que había hecho- e "incluso de Cataluña".






Bien. El ministro dice que no. Su palabra contra la de Rato. Fernández Díaz dice que Rato le contó que se sentía amenazado porque "había tenido 400 tuits ofensivos". ¡Por Dios! ¡Pero si cualquier futbolista tiene más y no se queja! ¡Que le pregunten a Ronaldo o a Messi,! -no sé, se me ocurre- ¿Y qué quería Rato que el ministro hiciera con esos 400 tuits? Porque, claro, sólo los estafados de Bankia ya suman más. No querrá que lo llamen guapo.

En fin. Fernández Díaz ha ido contestando, eso sí, muy nervioso, a medida de la procedencia de las preguntas. Sacando punta e intentando pinchar con ella. Si preguntaba el grupo catalán, el ministro les ha hablado de Tarradellas. Cuando ha preguntado el vasco, les ha contestado sobre de los muertos del terrorismo. Y así sucesivamente, metiendo la pata cada vez más en las tierras movedizas que son ahora España, hasta que, desde Galicia, ha salido al quite en rueda de prensa Rajoy. ¿Saben para qué? Pues para hablar de economía, de lo bien que va España y de "si acaso eso", su coletilla preferida. El asunto era no hablar de Rato y de la famosa reunión, sobre la cual, por cierto, el presidente no había sido informado.

Lo bueno del asunto es que el otro día, Rajoy, también salió a la palestra justo cuando saltó la noticia de la reunión. ¡Cómo cuida el presidente a sus ministros!

Pero a Rajoy también le han crecido hoy los enanos. Tenía el presidente el discursito del crecimiento en España preparado cuando, justo en ese momento, ha llegado Lagarde, la directora gerente del FMI, a fastidiarle la fiesta. Lagarde le dice a Rajoy que de crecer por encima del 3%, que se vaya olvidando al menos hasta 2020.

Lagarde recuerda a Rajoy que la deuda de España crece por encima de sus posibilidades y sin control y que no le va a quedar más remedio que tomar medidas como apretar en la reforma laboral, bajar aún más los sueldos, eliminar el IVA reducido y (sí, 'y' que no 'o') abaratar el despido.

¡Vaya veranito llevamos! Y la Vicepresidenta, la de Trabajo y el de Energía e Industria -que tendría que estar controlando que no nos suban la gasolina cuando el petróleo está por los suelos- desaparecidos. ¡Si es que tenemos un gobierno a la fuga!

Por cierto. Fernández Díaz ha dicho también que el Financial Times no es una referencia para él. Recordemos que este prestigioso diario internacional calificó de “al menos políticamente torpe”, la reunión del ministro del Interior español con Rato, al que define abiertamente como “figura tóxica” y “exjefe caído en desgracia del FMI”. Marca España, sí señor.

firma Gema Castellano

Gema Castellano
@GemaCastellano



Imprimir Enviar por Mail
Compártenos