La final de la Copa del Rey, entre 'pitos y flautas'

5/31/2015 

La final de la Copa del Rey, entre 'pitos y flautas'

La que se ha liado con la "pitada" en el Camp Nou. En fin. Los miedos deportivos y los políticos, que desean otros temas de conversación que no sea la corrupción y los batacazos electorales, llevan días alertando de esta "pitada". ¡Vamos! Que la decepción hubiera sido mayúscula, si no se hubiera producido. Es como si una persona lleva días alertando a voz en grito y de manera repetitiva "el viernes es mi cumpleaños, el viernes es mi cumpleaños..." y llega el viernes y nadie lo felicita. ¡Menudo sofocón!






En lo que respecta a la constitución del palco creo que los presentes deberían tener más cintura y más sentido de humor; ya que por otra parte tienen la osadía de presentarse ahí como monolitos presidenciales al estilo Nerón. Al fin y al cabo solo se enfrentan a una "pitada". Y tal y como están los tiempos, demuestra mucha tolerancia. Debería interpretarse, simplemente, como una educada "tarjeta amarilla" de amonestación.

Si las instituciones quieren presidir eventos en los que manda el pueblo y ser aplaudidas, solo tienen que ser honestas y decentes.

Porque mientras Javier Arenas se empeña en que la gente ha faltado al respeto a los símbolos de España, al himno, lo que la gente hace realmente es manifestar su rechazo a un palco que tiene bemoles. El rey, que pese a no tener personalmente culpa de nada debe afrontar el rechazo a una monarquía nada ejemplar; Artur Mas; y Villar, el representante de una Fifa más corrupta que el propio PP. ¡Como para no pitarles a los tres! El momento "himno" es simplemente el más indicado para expresar el descontento. Y la gente, lo hace.

El gobierno ha convocado una Comisión para estudiar sanciones a ese "ataque hacia los símbolos". Qué curioso que no lo haga cuando otros se envuelven en la bandera española para amenazar de muerte y atacar a periodistas, como ha ocurrido este fin de semana en Madrid. Pero en cualquier caso yerra el tiro. Y es que para que el pueblo tararee el himno, porque cantarlo no se puede, debe estar orgulloso de su país. Y al parecer, la marca España está desprestigiada incluso por los españoles.

La han liado parda. A los políticos y a las instituciones me refiero. A ver cómo recuperan ahora el respeto del pueblo. Desde luego, creando comisiones para reprimir, no

firma Gema Castellano

Gema Castellano
@GemaCastellano



Imprimir Enviar por Mail
Compártenos