PUBLICACION: IMPERIUM

9/6/2007 

Informativos.net

Ampliar
Un apasionante thriller histórico judicial que retrata a un hombre de principios, apasionado e idealista, en un escenario dominado por la corrupción, los intereses económicos y la falta de escrúpulos de los políticos. La titánica lucha de Cicerón, el mayor orador de la historia, por conseguir el poder en Roma. Su autor, Robert Harris -creador de thrillers políticos e históricos- inauguró un nuevo ciclo de su trayectoria literaria con la publicación de Pompey a (Grijalbo, 2004): una novela de alto suspense y detallada documentación histórica en la que el autor de Patria llevaba a cabo una asfixiante cuenta atrás de la mano del tenaz ingeniero Marco Atilio, el primer hombre que, inspeccionando la red de acueductos de la urbe, advirtió la catástrofe que se avecinaba: la erupción del volcán Vesubio que arrasó la ciudad de Pompeya en el año 79 d.C.





Como en su anterior novela, en Imperium salen a relucir secretas luchas de poder en el seno de una sociedad que contaba con sus prohombres, sus grandes oradores y sus maestros del debate público. El eje de esta intensa trama es la figura de Marco Tulio Cicerón (106 a.C.- 43 a.C) y su deslumbrante carrera, con sus luces y sus sombras. Un hombre de prodigioso verbo y discurso estratégico que se convirtió en una figura de primer orden; una pieza clave, a menudo incómoda, entre las clases dirigentes.

En el año 79 a.C., diversos hombres de distintas cataduras morales libran sus batallas para ascender en el escalafón gubernamental. Un tiempo efervescente, en el que encontramos a un joven y decidido (e inescrupuloso) Julio César, mucho antes de llegar a la cima del poder, y también a Catilina, el voraz y despiadado ex cónsul de África, a quien Cicerón acusará en un célebre episodio de la historia.
Un narrador de primer orden nos guía en este viaje al inicio de nuestra civilización. Se trata de Tiro, ayudante y amanuense del gran Cicerón.

Tiro fue el hombre que lo acompañó desde sus inicios, cuando aquel no era más que un timorato estudiante de retórica en Grecia, y siguió junto a él tomando debida nota. Tiro es el inventor de la escritura taquigráfica, lo que le permitió dejar constancia de los célebres discursos de este gran orador, abogado, filósofo y político, y asistir a todos los vaivenes de su ascenso desde el grado de cónsul persiguiendo el máximo escalafón: el Imperium.

En el imparable ascenso de Cicerón se cuestionan valores vigentes aún a día de hoy, valores que definen la talla moral de cada individuo. Un hombre, según Cicerón, no puede contar con ventajas ante la ley simplemente porque pertenezca a la casta de los ricos; pero un hombre, acota en voz baja él mismo, si quiere conquistar la cima debe cerrar los ojos en el momento oportuno y sumarse a decisiones que personalmente encuentra cuestionables.

«A veces, cuando en política te encuentras en un callejón sin salida, lo que tienes que hacer es empezar una pelea; empezar una pelea aunque no sepas si vas a ganarla, porque solamente cuando la has empezado, y todo se ha puesto en marcha, surge la esperanza de ver la luz al final del túnel».

El primer gran triunfo de Cicerón es la condena a Gaius Verres, el gobernador de Sicilia, tirano corrupto y asesino, que demuestra su arrojo y le garantiza el favor de la clase plebeya. Pero en Roma, se le acusa de haber defendido a Sicilia... y ahora debe demostrar su lealtad. A su primer triunfo le seguirán otros. Tiro, su acompañante fiel, nos demostrará que nada hubo de puro en su imparable carrera, y que cada éxito fue también un duro golpe para quien entró en la arena política con férreos ideales y lentamente fue conociendo la volubilidad de los poderosos, la indiferencia de los anteriores aliados y la ferocidad del contrario.

Sobre el autor:

Robert Harris nació en Nottingham, Reino Unido, en el año 1957. Licenciado por la Universidad de Cambridge, ha sido reportero de la BBC, editor de política en el periódico The Observer y columnista en Sunday Times y Daily Telegraph. En 2003 fue nombrado columnista del año en los premios de la prensa británica. Es autor de numerosos éxitos, como Patria, Enigma y El hijo de Stalin. Pompeya, su obra más reciente, fue publicada en el año 2004 en Grijalbo con excelente acogida del público y de la crítica: «Pompeya es un thriller histórico, pero también una alegoría sobre la vulnerabilidad de los imperios».

Imprimir Enviar por Mail
Compártenos