Salud

CAMPYLOBACTER: la bacteria responsable de la mayoría de contaminaciones alimentarias en Europa

09/03/2015 

CAMPYLOBACTER: la bacteria responsable de la mayoría de contaminaciones alimentarias en Europa

Campylobacter es una bacteria presente en la mayoría de los animales destinados al consumo que causa infecciones gastrointestinales en las personas. En el ser humano produce la ampilobacteriosis, una gastroenteritis que provoca diarrea, fiebre, náuseas, vómitos, dolor abdominal, dolor de cabeza y dolores musculares. Entre el 20% y el 30% de los casos en la Unión Europea son atribuibles a la carne de pollo.






En general, produce casos esporádicos individuales, pero también puede dar lugar a brotes, cuando dos personas o más enferman a causa de la misma fuente de infección. La mayoría de infecciones por Campylobacter suelen ser leves.

¿Cómo se puede resultar infectado con Campylobacter?

La vía principal de transmisión de Campylobacter son los alimentos. Entre el 20% y el 30% de los casos de campilobacteriosis en la Unión Europea son atribuibles a la carne de pollo.

¿Cómo se contaminan los alimentos con Campylobacter?


Ampliar

Campylobacter puede estar presente en la carne cruda, sobre todo de pollo y otras aves, y en la leche cruda. Los demás alimentos se pueden contaminar porque entren en contacto directo con la carne cruda o por contacto con utensilios, superficies, manos, ropa, etc., que hayan estado en contacto anteriormente con carne cruda y que no se hayan limpiado correctamente, lo que se conoce como contaminación cruzada

¿Qué se puede hacer en el hogar contra Campylobacter?

Para prevenir la contaminación por Campylobacter en el hogar se tienen que seguir las prácticas básicas de higiene cuando se preparan las comidas.

• Guardar correctamente la carne:

La temperatura de la nevera tiene que ser de 5ºC o menos. La carne se tiene que guardar en la nevera a la temperatura correcta y bien envuelta, en el envase original o en un recipiente limpio y tapado. Hay que mantenerla en la parte inferior de la nevera para evitar que el líquido que produzca gotee sobre otros alimentos y los contamine.

• No lavar el pollo crudo

No es necesario lavar el pollo antes de cocinarlo. Lavar el pollo crudo puede dar lugar a una contaminación cruzada, o sea que se puede esparcir Campylobacter hacia otros alimentos, utensilios, superficies, manos y ropa a través de las salpicaduras.

• Mantener la cocina limpia

En la cocina, hay que limpiar todos los utensilios y superficies después de manipular la carne cruda, así como lavarse las manos con agua y jabón. Si todo se mantiene limpio, no se pueden contaminar otros alimentos.

• Cocinar correctamente la carne: la cocción mata la bacteria Campylobacter

Es necesario cocinar suficientemente los alimentos, especialmente la carne, y sobre todo el pollo, los huevos y el pescado, hasta llegar a 75ºC en su centro. Hay que recordar que la carne de pollo nunca se puede consumir cruda. Cuando se cocina pollo, es necesario asegurarse de que pierde el color rosado y sus jugos son claros.

Las cuatro normas para manipular alimentos con seguridad:

• LIMPIAR: Lávese las manos antes y después de manipular los alimentos.

• SEPARAR: Evite el contacto de los alimentos crudos con los cocinados.

• COCINAR: Cocine a una temperatura que llegue a 75°C en el interior de los alimentos.

• ENFRIAR: Prepare los alimentos poco antes de consumirlos. No los deje a temperatura ambiente durante más de dos horas.



Imprimir Enviar por Mail
Compártenos