Reportajes

Le Château De Brangoly: estilo “rústico-chic” en un entorno de cuento de hadas

12/10/2011 

Le Château De Brangoly: estilo “rústico-chic” en un entorno de cuento de hadas

Video en la Noticia Es imposible no mirar atrás a pesar de las advertencias legendarias. Cuando se abandona esa bellísima tierra de todos y de nadie dónde las tres lenguas -el castellano, el catalán y el francés- están condenadas no sólo a entenderse, sino a mezclarse, y la Tramontana se asegura de que la influencia del norte se perpetúe, el viajero debe mirar atrás aún a costa de dejar allí parte de su ser.







Ampliar

Cuenta la leyenda, que un apuesto y adinerado joven de Enveitg -comuna de los Pirineos Orientales situada en la comarca de la Alta Cerdanya- llamado “Pastor”, se encontraba cuidando su ganado disperso por los pastos que rodean las aldeas de Bena, Fanes y Brangoly, cuando vio a tres bellísimas jóvenes que jugaban y reían en los campos. Fue una de las tres -la que tenía el pelo rubio como las espigas de trigo- la que sedujo al apuesto galán; pero le puso una condición: “si deseas obtener mi mano deberás presentarte ante mí ni en ayuno ni satisfecho, ni vestido ni desnudo, ni a pié ni a caballo”.



Ampliar

Sin poder adivinar la petición de su amada, “Pastor” se decidió a visitar a una bruja buena que habitaba en Brangoly, con la esperanza de que lo ayudara a descifrar el acertijo. “Las tres jóvenes que has visto son hadas”, le aseguró la anciana, añadiendo: “Si deseas su mano, deberás introducir en tu boca tres granos de cebada, cubrir tu cuerpo con una red y llegar hasta ella montado en una cabra”. Pastor cumplió con los requerimientos de la bruja a pesar de sentirse ridículo.

La joven, indignada al verlo, maldijo a la anciana por su burla, pero prometió a Pastor casarse con él. “Viviremos en tu casa de Enveitg, y a pesar de que durante el camino escucharás grandes estruendos, jamás mires atrás, porque será tu ruina”, le advirtió. Pastor, incrédulo, no pudo resistirse a la curiosidad.


Miró y vio como su fortuna desaparecía de repente. Aún así, los jóvenes enamorados se desposaron felices en Brangoly. Tuvieron dos hijas y un día -cuatro años más tarde-  Pastor viaja a España en el mes de mayo con el objetivo de reconducir su ganado hasta sus tierras de la Cerdanya francesa. Durante su ausencia y previendo una dañina tormenta de granizo, su mujer recolectó todo el maíz, aún verde, provocando la mofa de los vecinos.



Ampliar

Al ver lo sucedido, Pastor, muy enfadado, le dijo en catalán: “Ja no sérias dona de fum ni dona d'aygua” (no serás mujer de humo ni mujer de agua), una frase que había prometido no decir nunca a su esposa. El hada desapareció por la chimenea y una gran tormenta destruyó todas las cosechas de la zona excepto la de Pastor, puesta a buen recaudo por su mujer. El hada volvía todas las noches a ver a sus hijas, pero Pastor no podía verla. Un día, se le ocurrió pedir a sus hijas que cosieran sus ropas a las de su madre en una de sus visitas para que no pudiera escapar cuando las visitara, y así lo hicieron. "¿Dónde está?", preguntó Pastor. “Allí donde se rasga la tela”, contestaron.

Esta leyenda, cuya moraleja encierra la verdad sobre la habilidad del hombre para provocar sus propias desgracias, contiene también el origen de una de las tradiciones más inexplicables y sorprendentes de Brangoly; la pugna de sus habitantes por construir una vez al año el espantapájaros más excéntrico, como una manera casi antropológica de rememorar el cínico humor de aquella anciana bruja que se hacía llamar “buena” pero que ridiculizó a Pastor.



Ampliar

Lo cierto es que en esta tierra de la Alta Cerdanya francesa -donde han dejado huella a través de los siglos los volgues, los vándalos o los visigodos, en la que todavía se respira el enigma de los Caballeros del Temple o el estruendo de las tropas de Carlomagno y la calidad de los monumentos megalíticos demuestran que fue privilegiada por los primeros pobladores- la leyenda y la historia son una sola; dando forma a un ambiente mágico e hipnotizante cuyo misterio es incrementado por la inmensidad de los bosques, las brumas del invierno y el silencio solo roto, a veces, por el silbido de la Tramontana colándose entre las hayas y abedules.



Ampliar

Alli, en la plaza de Brangoly, atravesando un enorme portón de madera que nos recuerda -tal y como asegura la leyenda del hada- que jamás debemos mirar atrás después de entrar, se alza le Chateau de Brangoly, una masía señorial del s.XVIII construida sobre una edificación romana, símbolo del poder de la organización pre-feudal en la zona.


Como curiosidad diremos que un tiempo fue lugar de veraneo del Obispo de la Seu de Urgell y que -apelando a la leyenda- bien podría haber sido el hogar de joven potentado llamado “Pastor” y su esposa el hada.



Ampliar

A un paso de las estaciones de esquí de La Molina, Massella o Andorra, le Château de Brangoly -reconvertido en hotel con encanto por la exclusiva cadena Fork and Pillow- es, sin duda, el lugar para perderse soñado por todos aquellos que odian lo convencional en cuestión de calidad de vida y apuestan por la discreción para ejercer su derecho al descanso y al disfrute de la naturaleza sin renunciar ni a un ápice de confort. La estancia en Brangoly, le château, dista mucho de semejarse al turismo rural propiamente dicho. Deberíamos referirnos a experiencia “rustico-chic” para definir con más exactitud las sensaciones que se viven en ese lugar de ensueño.




Ampliar

En falsa sensación de aislamiento producida por un frondoso valle arbolado que contrasta con las planicies que acompañan a la angosta y plena de bifurcaciones carretera de acceso, el viajero encuentra entre los muros del chateau toda la calidad de estancia que necesita.


Porque además del interés cultural y de naturaleza que le ofrece el entorno, permanecer en el establecimiento también es una opción de recogimiento y una experiencia singular a todos los niveles.




Ampliar

El objetivo de Edu y Quim, anfitriones del Château Brangoly, es que sus invitados se sientan como en casa; plenamente integrados en un ambiente refinado y “cool” enmarcado en un entorno rústico de relax, donde las noches de invierno se pasan frente a la chimenea señorial saboreando un buen champagne y disfrutando de inteligente conversación tras el deleite que produce la degustación de una gastronomía de estación, pero muy cuidada, donde los toques de sofisticación en los sabores y la presentación son fundamentales. Vida señorial rural del s.XVIII en estado puro para un curioso neoromántico del s.XXI que no quiere renunciar a nada.




Ampliar

El todoterreno es el recomendado, sobretodo en invierno, aunque el acceso es posible con todo tipo de vehículos; pero no es la del coche propio la única opción para llegar a este paraiso de la Cerdanya Francesa. La emblemática estación internacional de ferrocarril Latour de Carol (Tor de Querol en catalán) se encuentra a pocos kilómetros de le Chateau de Brangoly y sus anfitriones siempre se muestran encantados de recoger allí a sus invitados que previamente han reservado una de las siete habitaciones que tiene el Chateau.

Porque esta es la cara “b” del cuento de hadas. Poder alojarse en una de esas siete habitaciones de ensueño de le chateau de Brangoly requiere paciencia e insistencia; pero no desespere. Y una vez conseguido, recuerde. Jamás mire atrás al cerrarse el portón de entrada y disfrute de una experiencia única que, seguro, soñará con repetir.

Gema Castellano

Pulse las fotos para Ampliarlas

:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Nuestro vehículo: un Jeep Grand Cherokee
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Nuestro vehículo: un Jeep Grand Cherokee
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Nuestro vehículo: un Jeep Grand Cherokee
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Nuestro vehículo: un Jeep Grand Cherokee
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa, está perfectamente integrada con el entorno
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La carretera de acceso tiene un encanto especial
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La carretera de acceso tiene un encanto especial
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Nuestro vehículo: un Jeep Grand Cherokee
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La carretera de acceso tiene un encanto especial
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La carretera de acceso tiene un encanto especial
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La entrada del hotel tiene un encanto especial
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El salón de estar está presidido por una enorme chimenea
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El salón de estar está presidido por una enorme chimenea
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Productos naturales, artesanos y gastronomía de Km 0
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château - Masía Frangoly, en la Cerdenya francesa. Podemos observar los nidos de los pájaros desde nuestra habitación.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vista de una de las 7 suits de que dispone el hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Vistas frente al hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Edu y Quim conversando con Gema Castellano
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Los pequeños rincones se encuentran por todo el hotel
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Edu, en la cocina.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La gastronomía es uno de los puntos fuertes en el hotel
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La gastronomía es uno de los puntos fuertes en el hotel
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La gastronomía es uno de los puntos fuertes en el hotel
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La gastronomía es uno de los puntos fuertes en el hotel
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. La gastronomía es uno de los puntos fuertes en el hotel
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El otoño se muestra en todo su esplendor en la Cerdenya
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Una curiosa leyenda local se encuentra detrás de estos espantapájaros (la descubrimos en el artículo)
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Una curiosa leyenda local se encuentra detrás de estos espantapájaros (la descubrimos en el artículo)
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El otoño se muestra en todo su esplendor en la Cerdenya
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. Un dolmen milenario, se encuentra muy cerca del hotel.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El otoño se muestra en todo su esplendor en la Cerdenya
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa.
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El otoño se muestra en todo su esplendor en la Cerdenya
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El otoño se muestra en todo su esplendor en la Cerdenya
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
:: Pulse para Ampliar :: Enveitg, FR.07OCT011.- Château Brangoly, en la Cerdenya francesa. El Jeep Grand Cherokee se presenta como la mejor opción para movernos en el entorno del château
 


Imprimir Enviar por Mail
Compártenos